Vuelta al mundo - LA CAMPERIZACIÓN
 

Proyecto Hermes
¿Quiénes somos? WHO ARE WE?
EL COCHE
LA CAMPERIZACIÓN
Australia 2006
Botsuana 2007
Finlandia-Rusia 2008
Mongolia 2009
Turquía 2010
Mauritania-Marruecos 2011
Europa del centro y del sur 2012
Gran Raid por el Asia Central 2013
Bélgica-Islandia-Sicilia 2014
Argentina-Chile-Bolivia-Uruguay 2015 + Egipto
EE.UU.-MÉJICO-CANADÁ 2016
Lituania, Letonia, Estonia y Noroeste de Rusia
Contacta con nosotros - CONTACT US
¿QUIERES DARNOS UN EMPUJÓN?
AMIGOS
LINKS
LA RAYA
Contador de visitas
Imagen de satélite
BASUREROS SIN FRONTERAS
NOTICIAS IMPORTANTES
Direcciones útiles

LA CAMPERIZACIÓN:

UNA CASA VIAJERA


Es un tema fundamental. Elegir el coche es un paso, pero una vez en tus manos, sea el que sea, tienes que camperizarlo, y esto es decisivo, porque va a ser el entorno en el que vas a vivir y viajar. Querrás ponerle más o menos cosas, pero a la hora de construir tu "casa sobre ruedas" son cruciales la estética, la comodidad, la fiabilidad, la resistencia, la robustez, el buen aprovechamiento, la distribución de pesos… y el precio, claro —¡bolsillo obliga!—.

Por eso es importante que conozcas las opciones y que puedas disponer de la dirección de un buen profesional, cuyo trabajo puedas comprobar por las imágenes de otras preparaciones… Nosotros hemos optado por LleidaTracció (www.lleidatracciotechnology.com/cas/index.htm), una empresa de Lérida que promete trabajar impecablemente a tenor de sus realizaciones anteriores. El trato es además muy profesional y amistoso, y Txema, o José Mari, como prefiráis, es un apasionado del off-road que conoce perfectamente su oficio y habla claro y con franqueza. Para nosotros eso era un plus importantísimo, porque hoy en día no es fácil encontrar expertos que te asesoren con sinceridad, que busquen dejarte contento al final y no embarcarte en gastos y más gastos para engordar la factura y a la postre perder un cliente…
Txema es pues el encargado de dar vida a la cabina-vivienda de nuestra fiera corrupia y estamos seguros de que nos va a hacer una obra de arte "rollo barco", como dice él, captando a las mil maravillas nuestra idea…

De todas formas iremos poniendo aquí el desarrollo de la camperización, a poder ser paso a paso, para que veáis las dificultades y alternativas… ¡Permaneced atentos a la pantalla!

¡¡BUEEENOO!!   ¡¡YA ERA HORA DIRÉIS !!
(y no os falta razón, pero todo llega)

Hemos andado muy liados, pero al fin podemos poner las primeras fotos de la camperización de Canelo, su Lifting definitivo…



El paso por quirófano incluye desnudarlo por entero; lo que véis en el suelo es arena del desierto de Mauritania… ¡Dios, qué ganas de coger la ruta…!


El mogollo negro que va pegado en el centro del salpicadero es el intercambiador de calor para la ducha de agua caliente y fría ¡REGULABLE! que le hemos puesto… Todo un lujo en plena naturaleza… A la izquierda, entre el salpicadero y el filtro de aire está el hueco para la segunda batería, la que controla la luz del habitáculo. Un disyuntor inteligente priorizará en todo momento la batería del motor y permitirá tirar de las dos si el arranque se hace difícil (con temperaturas muy, muy frías, por ejemplo).


Ya puestos a desnudarse, no íbamos a quedarnos sólo en la "parte de arriba": aquí tenéis el volumen libre del HZJ78: 2,20 de largo; 1,50 de ancho y 1,25 de alto… Lo suficiente para una pequeña casita, sin perder la todoterrenez…


Canelo empieza a cobrar forma: al fondo un mueble de madera; falta todavía cantearlo, teñirlo y barnizarlo con al menos tres capas de barniz para que quede indestructible y brillante, tipo "cristal"… ¡Una gozada! (Este Txema de LleidaTracció sabe hacer las cosas.)


En los laterales hemos puesto un panel de "piedra": es fibra de vidrio muy bien imitada: ligera y atérmica. Nos convierte la casita en un iglú: ni sale el calor de dentro ni entra el frío (o el bochorno) de fuera. Además es clara y acogedora, da un toque hogareño y con el coche cerrado parece que estés en un apartamentito…


Aquí véis a canelo en todo su esplendor incipiente: faltan las cortinas, el sofá-cama (aunque ya se ven los armarios horizontales), el tapizado del techo, el cierre de los muebles (el panel del centro se recortará, dejando todo el hueco central para pasar de la cabina al volante sin salir al exterior (indispensable en caso de peligro). El cajón central disimula el WC químico. También habrá un frigorífico, un lavabo que puede verter al WC o afuera, con un grifito, una cocina de butano-propano (en la puerta exterior), la calefacción (independiente de la del coche —una Webasto—, porque no te deja sin gasoil y gasta lo mínimo), los bafles, los enchufes, el suelo de madera barnizada, una mesa interior escamoteable y sacable al exterior, también de madera… ¡¡La tira!! Pero ya os podéis hacer una idea…

MUCHOS BESOS A TODOS!!     
Y NO DEJÉIS DE SEGUIRNOS:
ESTO NO HA HECHO MÁS QUE EMPEZAR

Bueno, la odisea de 
Europa del centro y del sur ya es historia; por fin podemos poner las fotos de la camperización paso a paso que tantas ganas teníais de ver —ojalá os gusten—:   



Bueno, lo dicho; lo primero era quedarse en la pura chapa…


Sobre ésta se iría montando la parte de carpintería, con los paneles todavía sin perforar al fondo, las cajoneras presentadas y poco más…


Aquí podéis ver que aún faltan las capas aislantes de los paneles laterales; esencial para tener una temperatura interior aceptable, ni muy fría ni muy caliente por más que el sol achicharre fuera o hiele del otro lado de la ventana —y la verdad es que milagros no hay (si no no le habríamos puesto calefacción), pero se nota y mucho: sobre todo al final del día, cuando nos vamos a la cama (con el sol): de no haber aislante en ese momento el calor que se mete dentro sería la pera…—.


Desde otro ángulo…


Y de frente chaflán tutiplén; fijaros que ni siquiera se han perforado todavía los óvalos de los bafles traseros…


Os presentamos a Doña Calefacción: supestamente perfecta como Mary Poppins… Ya veremos…


Hay que aprovechar la ocasión cuando la pintan calva: aquí tenéis el corazón de Canelo limpito, limpito: me lo petrolearon en Tirana, cortesía de la Toyota, al hacerle la revisión de los 20.000 kms.


Eso amarillo es el disyuntor inteligente: un cacharro electrónico que evita que nos quedemos sin batería: prioriza la carga de la batería principal (la de fábrica, que sólo se ocupa del motor) y vigila que siempre quede energía suficiente en la batería auxiliar (la que le hemos añadido nosotros, de gel —ninguna de las dos baterías requiere mantenimiento—), que sólo suministra la potencia para el conversor a 220V., las luces interiores, la calefacción, la nevera y demás. Si la batería principal necesita chupar de la auxiliar para arrancar pone las dos en serie y listo… Pensamos que era absurdo tener un 4x4 con fama de no dejarte tirado en ningún sitio y no poder arrancar a la mañana siguiente por falta de batería…


El objeto negro con llaves de paso rojas es parte de la bomba de agua que nos permite tener ducha caliente y fría…


Y ésta es la bomba de agua propiamente dicha para la ducha exterior y el lavabo interior…


La señora batería auxiliar: 80 amperetes de nada… En rojo y azul las canalizaciones de agua caliente y fría…


La caja de fusibles (iguales que los de una casa) y los diferenciales que saltan si hay sobrecarga en una parte del circuito y lo protegen… En principio no deberían saltar, pero por si…


Fontanería del "aqua calda"…


Y del "aqua freda" (no me digáis por qué pero me sale en italianiii…)


La nevera y la cale: fuego y hielo; una vez montadas no estarán juntas, sino convenientemente separadas por el mueble y una capa aislante…


¿Y etto quel-lo que éhh? Ah, sí, más bombas (¡ES LA GUERRA!…)


La primera capa aislante; la segunda es la fibra de vidrio de la "piedra" decorativa, que es atérmica… Sin contar las cámaras de aire que se forman entre la chapa y el rollo ese plateado y entre éste y la famosa "piedra"…
 


El interior con el aislante de un lado, el embrión de los paneles del fondo y parte de las tuberías de agua… El cableado eléctrico ya está puesto…


El panel izquierdo antes de su aislamiento…


Y así queda la cosa… (Lateralmente hablando: por debajo, en el pasillo, habrá una capa fieltrosa y otra de madera de cerezo, igualmente aislante…; arriba en el techo, pondremos unas capas de lana aislante y un panel recubierto de simil cuero color vainilla transpirable y lavable…)


Nuestro sueño va cobrando forma… (Gracias una vez más a LleidaTracció y a su personal, que se lo han montado —nunca mejor dicho— estupendamente.)


Canelo empieza a parecerse a una casita… ¡Lo que queríamos! (En un viaje de muchos meses por lugares desiertos, superando pequeñas —esperemos— dificultades, la parte psicológica nos pareció muy importante; además la convivencia en 4 metros cuadrados es un reto, así que mejor dar facilidades a la concordia…)


¿¡A que con el barniz ya parece otra cosa!? ¿¡Eh que sííí!? De día coje un color rojizo que da gloria verlo…


Ya te digo…


Bueno, llegó la hora de las presentaciones: aquí tenéis al principal artífice de esta preparación: el dueño y alma mater de LleidaTracció, Josep Maria Vilalta.


No sé..., pero a mí estos tíos me suenan…


Así vino a quedar esta gozada de chaletillo móvil en su primer minuto de uso…



Y así viajaba, así, así, así, así viajaba que yo la víííí…




¡Vamos a la camaaaaa, que hay que descansaaaar!

  

¡¡ BUENA RUTA A TODOOOOOOOOOSSSS !!








Sois ya 32466 visitantes ¡Pásalo!
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Viajeros sin fronteras: por un mundo abierto en el que se reconozca la naturaleza pública del planeta y el derecho a circular por el globo; sin visados, sin fechas cerradas, con un carnet universal… Que nos controlen por satélite si quieren, pero que respeten nuestro derecho a viajar libremente: el planeta es de todos, no un cortijo de los Estados. Travellers without frontiers; for an open world where the public nature of the planet will be recognized with a global circulation right for everyone. Let's States cope informatically with criminals but do claim for your right to travel freely.